Quiero darte las Estrellas.

IMG_0712
Lola a unos días de nacida en el NICU

Un silencio profundo se escuchó el día en el que naciste. Un martes 9 de febrero, iba a tener el último baby shower por lo que estaba muy emocionada. Me levanté temprano me arreglé y primero fui a la cita con el doctor. Llegué y me senté para que me hicieran el examen que monitorean el corazón y las contracciones del bebe y como de costumbre me quedé contemplando la pared imaginando como ibas a ser, que color de pelo tendrías, a quien te parecerías a tu papá o a mí? No sabíamos que esperar.

Pero que feliz me sentía ese día. Hasta que llego el doctor. “Mariana cuantas semanas tienes?” Me preguntó. 36 semanas le dije. “ok, vete al hospital que ya tiene que nacer tu hija”. Mande? Cómo? Pero porqué que pasó?… no me salian las palabras. No entendía que estaba pasando todavía faltaban unas semanas más.

Tu cuarto no estaba terminado, yo no estaba lista… me pasaron tantas cosas por la cabeza yo solo quería irme corriendo, esconderme en un closet y ponerme a llorar. Pero así no es la vida, uno tiene que enfrentar con cara en alto lo que le toca.

Tenía mucho miedo, miedo de perderte sin conocerte. Ya sabíamos que venias con varios problemas en tu corazón. En mi panza tu corazón era fuerte. Pero ese martes tu corazón decidió hacer cosas que no debería. Sentía la tensión de los doctores. Querían que fuera natural pero se acababa el tiempo. Mariana vamos hacer una cesárea de emergencia. Ya vas a conocer a Lola… Mientras me llevaban al quirófano mi mente se nubló. Estaba nerviosa, feliz y triste porque sabía que no iba a ser nada fácil para ti ni para mí el proceso de traerte al mundo.

Cuando saliste al mundo se escucho un silenció no sabía porque no llorabas me empecé a preocupar. Hasta que una enfermera a distancia me enseñó una pequeñita, una niña chiquita con cara de enojada. Mi primera reacción fue, eres tu Loli? Soy yo Mamá.

Te quiero mucho.

Esa fue la primera vez que te conocí. Después de eso pasaron horas, no se a donde fuiste ni qué pasó hasta que me llevaron a recuperación. Te volví a ver, estabas en una incubadora, seguias enojadita, no te culpo Loli llegaste al mundo a sufrir por un ratito. Pero sabes algo? llegaste a este mundo a ser la niña más amada y más encomendada (no tienes idea como te quiere todo mundo).

A dónde vas te robas el corazón de la gente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s