Esta en uno elegir.

Mi Pequeña Guerrera. (Enero 2 2018)

Un día en la mañana mientras Lola dormía, me habló una mamá que había descubierto que su hija tenía un defecto en el corazón. Quería hablar conmigo sobre Lola y como había sobrellevado la situacion. La bebe tenía tres meses, sabia que la iban a tener que intervenir pronto, pero no sabían cuando, esa incertidumbre es una de las cosas que uno tiene que vivir. Con voz entre cortada me preguntaba: ¿cómo le haces para no estar triste día a día?, ¿cómo encuentras las fuerzas para levantarte en las mañanas? ¿cómo le haces para estar positiva en esta situación?. Ella ya no sabía que hacer para no llorar. No tenía las fuerzas ni las ganas de ser madre, quería mucho a su hija pero el pensar que la podía perder, era mucho mas aterrador.

Me confesó que se la pasaba llorando cada segundo del día, que no veía la luz al final del túnel y que no sabía como le iba hacer para entregar a su hija a los doctores. Yo solo escuchaba como lloraba y con la voz entre cortada me contaba sus penas y dolores. Tenía ganas de llorar con ella y unirme a su pena, pero sabia que eso sólo iba a empeorar las cosas. Me tragué mis ganas de llorar y empece a contarle toda mi experiencia, lo que habíamos vivido con Lola, como me sentí cuando supe de su diagnóstico, todas las veces que la he tenido que entregar a los doctores y sobre todo mis experiencias en los hospitales.

Fue muy difícil escucharla tan destrozada, cada quien reacciona de manera distinta y eso se respeta, tenemos que vivir el dolor a nuestra manera pero sin olvidar que nuestros hijos nos necesitan. Le di mis mejores consejos, lo que más me ha ayudado a salir adelante. Sobretodo le hice recordar que no esta sola, yo también he sentido esa desesperanza; lo importante es no olvidar que nuestras hijas nos necesitan, ellas no pidieron nacer así, eso siempre lo tenemos que tener muy presente, por eso tenemos que ser el pilar, el ejemplo a seguir, la alegría en sus vidas y enseñarles que nadie, ni nada las puede hundir.

Como le hace uno para salir adelante en esos días, en los momentos que nos sentimos que no podemos más. No existe poción mágica que nos podamos tomar y que haga que todo desaparezca y nos haga escapar de la realidad. Entre más rápido aceptemos nuestro cambio de vida, más fácil va ser el camino, y así vamos a poder seguir con la lucha. Está en nosotros el como nos sentimos, el como vivimos los días, esta en nosotros sonreír y ponerle buena cara a los momentos duros. Esta en uno ver las cosas positivamente y sobre todo rodearte de las personas que te van ayudar a seguir así, que te recuerden que sí se puede cuando tu ya no puedas más, esa es la clave.

Habrá días pesados, noches sin dormir, y puede ser muy difícil encontrar esas fuerzas para levantarnos. No podemos dejar que la tristeza nuble nuestra mente y sea lo primero que nos invada. Siempre trato de pensar en algo lindo para empezar mi día y le doy gracias a Dios que vivimos un día más para ver la carita de Lola cada mañana siempre con una sonrisa, no importa si esta enferma, cansada, recién operada, siempre que le digo “Hola Lola” su cara se ilumina. No me cansaré de decir que Lola es la fuerza que me mueve, que me hace ser mejor y la que hace que me levante todas las mañanas. No es difícil ser fuerte, lo difícil es mantenerse fuerte. Hay días que me cuesta mucho ser positiva, pero lo hago por mi, por mi familia. Cuando veo a Lola feliz me ayuda a seguir adelante, si ella puede a pesar de todo, porque yo no.

Recuerden que esta en uno querer ser feliz. Esta en nosotros elegir con que pie nos levantamos cada mañana. 

1 comentario en “Esta en uno elegir.”

  1. All the great miracles of life begin with a struggle!
    Lola y sus padres, serán siempre un gran testimonio de amor, paciencia, entrega, dedicación y Fe.
    Dios le da sus batallas más grandes a sus guerreros más fuertes! Mariana y Moi a pesar de ser una pareja de jóvenes padres, gozan de la madurez espiritual que muchas personas no logran en una vida entera. Cuando pienso en ellos, sólo puedo describir lo que veo, siempre alegres, siempre de buen humor, siempre una sonrisa en sus rostros. Su corazón no lo vemos, se que a veces sufren, pero es más grande el amor que cualquier sufrimiento o dolor.
    Dios los bendiga siempre!
    Bienaventurados los que sufren, porque serán consolados!

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s