Juntas logramos más.

Lola en casa de la abuela. (Febrero 15 2019)

El tiempo no deja de sorprenderme, corre tan deprisa que no nos damos cuenta de todo lo que pasa a nuestro alrededor. ¿En donde quedaron los años, meses, dias, horas? Lola ya cumplió tres años, ya no es una bebé, creció y se convirtió en una niña… a la que le prometí que le daría todo en sus primeros tres años, que la sacaría adelante sin importar lo que estuviera dejando atrás. No fue tarea fácil, hubieron miles de lágrimas, frustraciones, enojos y lucha constante….

Con sólo pensar en donde estábamos hace dos años, se me salen las lagrimas. Mi pequeña a sus siete meses no podía ni sentarse con ayuda, mucho menos gatear. No era su culpa, nadie puede prevenir tanto atraso motriz; seis semanas en una cama sin poder moverse, eso le pasa a cualquiera. Sentada entre almohadas tambaleándose, estaba mi Lola unos días antes de irnos del hospital. Me llenaba de amor verla tan feliz, siempre con su sonrisa a pesar de las circunstancias.

Mientras los doctores y terapeutas evaluaban a Lola, me ponia a pensar en nuestro futuro, ¿cómo íbamos a sacarla adelante? tantos especialistas que teníamos que ver, tantas medicinas que administrar, y arriba de todo terapias especializadas para llegar a sus metas: sentar, gatear, caminar, correr, hablar, comer, pintar, jugar, cantar, entre otras. Un poco de todo pasó por mi cabeza. Una madre todo lo puede… Sin embargo, me di cuenta que iba a ocupar toda una aldea para salir adelante.

Así lo fue, llegaron primero a nuestras vidas dos grandes personas: Anjalie y Cathy solo las veíamos una vez a la semana, pero nunca fue suficiente. Anjalie estaba a cargo de su terapia física y Cathy de su desarrollo integral. Juntas logramos mucho, aunque al principio fue muy complicado, Lola no quería hacer las cosas, se cansaba muy fácil y le costaba mucho físicamente y emocionalmente, poco a poco le fuimos agarrando el gusto, todos los días entre música y cantos nos sentábamos Lola y yo horas en su cuarto a jugar con sus pelotas, el gimnasio, sus muñecos y sobre todo pasar el rato leyendo sus libros. Nunca nos faltaron las ganas de salir adelante, de querer cada vez más.

Día a día fuimos viendo como Lola avanzaba, se sentó sola unos meses después de empezar con la terapia, se arrancó gateando cuando cumplió un año, se paraba en su cuna tambaleando pero feliz y nos dió sus primeros pasos con decisión a sus dos años. Lo veíamos y no lo creíamos, lo rápido que paso el tiempo, lo rápido que llego su momento y triunfó gloriosamente, tanto que a sus dos años y medio le dijimos adiós a Anjalie.

Seis meses más y las cosas dieron un giro, Lola ya a días de cumplir los tres años era momento de despedirnos de Cathy. Eran días lluviosos, y no podíamos contener nuestra tristeza, mientras yo le agradecía a Cathy todo lo que había hecho por nosotros Lola lloraba en mis brazos, se me encogió el corazón, ¿cómo le explicas a tu niña que todo era temporal?, nunca nos imaginamos que iba a ver tanto cariño, amor, le debo mucho a Cathy. Cuando ella llegó a mi puerta Lola tenía nueve meses. Yo estaba abrumada, no sabía que esperar y ella fue mi ángel que me ayudó en todo, me guió y aconsejó. Se convirtió en más que la terapeuta, sino una amiga con la que podía platicar sobre Lola y sus locuras, mis miedos y triunfos, nunca le faltaron las palabras cálidas, las felicitaciones y sobre todo ánimos, sabia que esto no era tarea fácil. Y no lo fue, pero salimos adelante, a su lado Lola aprendió a comunicarse con señas, a jugar con sus muñecos, tomar el té, jugar a ser la mamá, el papá o la hija en su casita de muñecas. Nunca me imaginé que la luz al final del túnel estaría tan cerca.

La miro y pienso… Sobrevivimos. 

Al decir que SI salimos ganando en conocimiento y no puedo estar más agradecida con todas las personas que estuvieron y siguen estando presente en el desarrollo de Lola. Seguimos en constante aprendizaje, y día a día creciendo su vocabulario una palabra a la vez, esto no sería posible sin la ayuda de su terapeuta de lenguaje, maestra del kinder y sobre todo de Moi su papá.

Juntas Logramos más en audio.
voz. Mariana Salas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s