Juntos en la Batalla.

El ser Mamá de una niña con cardiopatía congénita es mucho sacrificio, dedicación, preocupación, constantes visitas a los doctores y noches sin dormir. Por otra parte, es toda una aventura, pero también es mucho estrés, incertidumbre, miedo, sustos y llanto. De vez en cuando quiero gritarle a los cuatro vientos “¿porqué a mi?” Me entra… Seguir leyendo Juntos en la Batalla.